· La conservación ambiental sólo es viable a partir de la manutención funcional de los procesos naturales.

· Todo el territorio debe ser utilizado con base en la conservación de los procesos naturales, siendo las unidades de conservación parte de un mosaico ambiental de usos diferenciados en función de la biodiversidad y de la vulnerabilidad del medio.

· El ser humano hace parte del medio, no está aislado de éste y no puede funcionar fuera o aisladamente de los sistemas naturales.

· La calidad ambiental está directamente relacionada con el desarrollo económico y la calidad de vida. El agotamiento de los recursos naturales lleva al agotamiento de las posibilidades de supervivencia de las personas, por la limitación de la condición económica o por la de la calidad de vida.